domingo, 6 de mayo de 2012

Las comunicaciones marítimas y el Titanic


Las últimas semanas hemos podido ver múltiples reportajes, miniseries y películas sobre el hundimiento del Titanic, al cumplirse 100 años desde aquella desgracia. En esta entrada describo brevemente el papel que jugaron las telecomunicaciones y el impacto que tuvo este suceso en el desarrollo de las comunicaciones marítimas.

El Titanic contaba con una de las radios más avanzadas de su tiempo: un transmisor de 5 kW capaz de enviar señales en una noche clara desde el medio del Atlántico hasta Nueva York o Londres (tenía un alcance de hasta 700 km de día y 3200 km de noche). Dicho equipo era propiedad de la empresa Marconi's Wireless Telegraph Co. y los operadores de radio eran dos empleados de dicha compañía: Jack Phillips y Harold Bride. ¿Qué problema hubo? Pues que no existían protocolos estándar sobre cómo gestionar las comunicaciones inalámbricas en el mar. Por un lado, no existía una llamada de socorro estándar y, por otro, la mayoría de los barcos tenían un solo operador de radio, el cual trabajaba en un turno de 10 horas cada día.

El Titanic chocó con un iceberg el 14 de abril de 1912 a las 11:40 p.m., y 35 minutos más tarde el operador de radio Jack Phillips comenzó a transmitir un mensaje de socorro en Morse: "CQD MGY". Las iniciales "CQ" son un homófono (en inglés o francés) de sécu (lo cual a su vez es un abreviatura de la palabra francesa sécurité). Esas iniciales se usaban para indicar que se estaba enviando un mensaje importante a todas las estaciones próximas. La "D" proviene de distress call (llamada de socorro). Finalmente, "MGY" era el indicativo de la estación de telegrafía del Titanic.

La compañía Marconi había adoptado el código CQD en 1904 para avisar de desastres marítimos. Ahora bien, no era algo estándar y, por ejemplo, Alemania había adoptado otro código en 1905, el código SOS. Dicho código estaba ganando bastante aceptación, de modo que el otro operador, Harold Bride, sugirió a Phillips que, además del anterior, también enviara el código "SOS MGY".

La señal fue captada por varios barcos. El Frankfurt fue el primero en responder, seguido por el Olympic (el barco hermano del Titanic), el Carpathia, el Baltic y otros más. Pero el barco más cercano al Titanic, el Californian, no respondió: su operador de radio, quien llevaba trabajando desde las 7 de la mañana, había terminado su turno y había apagado el equipo a las 11:30, es decir, 10 minutos antes del choque del Titanic con el iceberg.

El desastre del Titanic aceleró el proceso para mejorar los procedimientos y los sistemas de comunicaciones marítimas. En pocos meses el código SOS se reafirmó como la llamada de socorro universal, y se estableció además que hubiera permanentemente un operador de radio en los barcos. Por cierto, la señal de SOS no significa Save Our Souls, Save Our Ships, ni ninguna otra cosa. Simplemente se eligió porque el código · · · — — — · · ·  era fácil de transmitir y de entender.

Os recomiendo que visitéis "The Titanic's role in radio reform". Es la referencia que he utilizado para elaborar esta entrada y en ella encontraréis un diagrama con el que podréis interactuar y ver los distintos eventos que se fueron produciendo para mejorar los sistemas de comunicaciones en el mar.

Más información: 

1 comentario:

Publicar un comentario