miércoles, 9 de junio de 2010

Telecos en el Mundo: Santiago Mazuelas (MIT, Estados Unidos)

En una entrada anterior sobre recursos en la web os hablé del MIT OpenCourseWare. En los comentarios sobre dicha entrada salió la importancia de viajar y de conocer otros sitios, entre otras cosas porque nunca sabes qué te deparará el destino y dónde acabarás. Como os comenté, de hecho ahora mismo tenemos al menos a un par de antiguos alumnos de la Escuela en el MIT... Os dejo con uno de ellos, Santi, quien trabaja en el LIDS, un laboratorio del MIT dirigido por Alan S. Willsky (sí, uno de los autores del famoso libro de Señales y Sistemas).

Me llamo Santiago Mazuelas y terminé Ingeniería Técnica de Telecomunicación - Sistemas de Telecomunicación en la E.T.S.I.T. de la Universidad de Valladolid hace tres años. Desde entonces seguí muy ligado a la Escuela ya que trabajé más de dos años en uno de los laboratorios de CEDETEL. Además de Telecomunicaciones también hice Matemáticas y tras finalizar mi doctorado en mates este verano me vine al Massachusetts Institute of Tecnology (MIT) para hacer una estancia Postdoctoral. Concretamente trabajo en el Wireless Communication and Network Sciences Laboratory, un grupo de investigación perteneciente al LIDS (Laboratory for Information and Decision Systems). Desde mi proyecto fin de carrera en telecomunicaciones estoy investigando en localización inalámbrica, es decir, tecnologías similares al GPS pero para entornos en donde no hay cobertura de satélites. Entiendo que después de esta presentación, muchos de vosotros me hayáis catalogado como “friki”, qué le vamos a hacer, en cualquier caso os voy a contar mi visión acerca del paso por la Universidad, la tecnología, etc.

Desde mi punto de vista, la labor de un ingeniero, economista, matemático, juez, etc. consiste en resolver problemas y de esta forma crear riqueza. El tipo de problemas a los que ha de enfrentarse, así como las herramientas que tendrá que utilizar para resolverlos dependen del especifico puesto que desempeñe, desde un programador que ha de diseñar una base de datos, hasta un jefe de ventas que tenga que trazar una estrategia de marketing.

La Universidad como lugar de transferencia de conocimiento o casa de la sabiduría (como reza el lema de la UVa), se encarga de dotar a los alumnos de las herramientas para resolver problemas. Sin embargo, cabe hacerse las siguientes preguntas: ¿La sociedad percibe la valía de dicho conocimiento? ¿lo perciben los alumnos? ¿los empresarios? ¿es realmente valioso dicho conocimiento? ¿realmente se produce una transferencia de conocimiento?. Responder a todas esas preguntas sería demasiado ambicioso, por lo tanto intentaré dar mi impresión acerca de la valía del conocimiento y más concretamente del conocimiento llamado “técnico”.

Es claro que los avances tecnológicos están transformando a mejor nuestra vida y que tienen una gran relevancia económica. Nadie duda de la importancia de Internet, las comunicaciones inalámbricas, etc. Sin embargo, no llega tan fácilmente a la sociedad qué es lo que hace posible dichos avances, sobre todo a una sociedad como la española acostumbrada a participar de dichos avances como consumidora y no como artífice.

Muchas veces se habla de la idea genial de una persona adelantada a su tiempo o del carácter emprendedor de cierta comunidad. De esta forma, se puede hablar por ejemplo de las ideas innovadoras de los científicos e ingenieros del MIT, así como de su utilización para crear riqueza. Sin embargo, la consecución de avances importantes casi siempre requiere la resolución de problemas muy complejos, lo cual puede ser conseguido únicamente desde una gran formación así como de la utilización efectiva de ésta. Es decir, personas con las herramientas apropiadas centradas en resolver los problemas adecuados.

Muchos de vosotros, tal vez tengáis la impresión de que muchas de las cosas que os enseñan en la Universidad no son demasiado útiles y tal vez hayáis dicho más de una vez cosas como “los espacios vectoriales no sirven para nada” o “no me interesa saber por qué un sistema funciona como funciona, sólo quiero aprender a manejarlo”. Yo no digo que todo lo que se enseña en la universidad vaya a serle útil en el futuro a todos los alumnos, pero si os pasearais por los pasillos de los centros más importantes en el desarrollo de la tecnología que está cambiando nuestras vidas, descubriríais que están repletos de pizarras llenas de cosas que tal vez hayáis pensado muchas veces que no son útiles.

Santiago Mazuelas

4 comentarios:

It's me dijo...

Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid jeje, Santiago podrías explicar cuáles son las opciones y los requisitos para realizar un posgrado en el MIT.

Gracias.

Un saludo

santi dijo...

No se si te puedo dar mucha información específica… Hay muchos tipos de postgrados que se pueden hacer en el MIT, desde Master of Sciences , PhDs (doctorados), postgrados estilo MBA en la Sloan School of Management, etc. No se los requisitos necesarios para cada uno de ellos, pero por ejemplo los tipo MBA son muy muy caros… para que te hagas una idea un curso de 3 días en Sloan puede costar 5 mil dólares.

Para los más relacionados con investigación, pienso que lo más indicado es ponerse en contacto con algún grupo de investigación concreto y que se interesen por tu CV (por ejemplo nosotros recibimos muchos CVs en esa línea), luego para sufragar los gastos hay becas y demás, pero tal vez menos de las que debiera.

It's me dijo...

Muchas gracias por la información, siempre se me ha pasado por la cabeza (supongo que como a cualquier ingeniero) estudiar en el MIT, si la cosa no estuviera tan peliaguda como para permitirte el lujo de dejar un trabajo seguro que mandaba mi curriculum.

Un saludo y disfruta tú del sueño de muchos.

Anónimo dijo...

joder tio pues q bien t ha ido, enhorabuena, nosotros seguimos aqui jodidos con la carrera. 1 saludo desde el infierno bolonio

Publicar un comentario