sábado, 15 de septiembre de 2012

¿Cómo conseguir trabajo en Alemania? (por Javier Verástegui)

Javier Verástegui es Ingeniero de Telecomunicación por la Universidad de Valladolid. Realizó su PFC en Mercedes-Benz R&D en Palo Alto (EEUU) y actualmente trabaja para Volkswagen AG (Wolfsburgo, Alemania) donde se dedica a la integración de smartphones y servicios de Internet en el automóvil. En esta entrada Javier da una serie de consejos muy útiles si estás pensando en conseguir trabajo en Alemania, aunque algunas de estas ideas también te pueden ayudar si buscas trabajo en España.
La situación del mercado laboral en España nos ha llevado a muchos ya a hacer las maletas y buscar nuevas oportunidades en el extranjero. Alemania es quizá el destino más repetido tanto en los medios de comunicación como en los perfiles de LinkedIn de muchos compañeros de carrera. Varios buenos ejemplos los podéis ver en el post "Telecos en 'Castilla y León en el Mundo' (Stuttgart, Alemania)". Los perfiles más buscados en Alemania son sin duda los de ingeniero, especialmente los industriales y telecomunicaciones, con buen nivel de alemán e inglés. Cumpliendo esas dos condiciones y conociendo un poco cómo funciona la búsqueda de trabajo en Alemania las probabilidades de encontrar un puesto actualmente son bastante elevadas.

La búsqueda de trabajo no es una ciencia exacta, de modo que lo que os cuento a continuación puede ser diferente en función de zonas, empresas o sencillamente de la persona encargada de leer vuestra solicitud. Más bien son unas guías generales, que he ido recopilando a lo largo de cursos, libros y de mi propia experiencia personal buscando trabajo.

¿Por dónde empezar?

El portal de trabajo más grande (equivalente a Infojobs) es Monster.de. En este portal hay muchas ofertas, pero especialmente mucho movimiento de recruiters de pequeña y mediana empresa. Junto con los portales de trabajo hay mucho movimiento de headhunters en LinkedIn y Xing, por lo que es interesante tener los perfiles bien actualizados y en inglés. Por último, las grandes empresas tienen sus propios sistemas de contratación y tanto trabajos como prácticas y PFCs están disponibles exclusivamente ahí. Entrar en una empresa grande alemana directamente, sin experiencia en el país, es muy complicado. Para los estudiantes de quinto o recién titulados unas prácticas de seis meses o un Proyecto Fin de Carrera allanan mucho el camino, y permiten conocer cómo funcionan las cosas a la vez que se afianza el idioma. Aún así el camino más sencillo es empezar en empresas de ingeniería que prestan servicios directos o indirectos a las grandes.

La solicitud (Berwerbung)

En Alemania tradicionalmente se enviaba por correo el llamado Bewerbung o solicitud. Ahora en casi todos los casos el formato físico ha desaparecido y se utiliza un equivalente digital. El Bewerbung suele estar compuesto de tres partes principales: El Lebenslauf (Curriculum Vitae), el Anschreiben (Carta de motivación) y los Zeugnisse (Certificados y Títulos). La presentación tradicional de estos documentos es en una carpeta tipo tríptico (Bewerbungsmappe, imagen de la derecha), y a pesar de que ya no se envía físicamente, suele ser un detalle de cortesía llevarla a la primera entrevista de trabajo para dar buena imagen. Hay que olvidarse del Curriculum típico español compuesto de dos folios escuetos con una grapa en la esquina metidos en una carpetilla transparente. A continuación os cuento unas líneas generales para preparar cada uno de estos documentos.

El Curriculum Vitae (Lebenslauf)

El Lebenslauf alemán no es muy diferente al español. En este apartado existen dos tendencias muy diferentes. La primera, como hemos comentado, es un curriculum relativamente breve (2-3 páginas) que, por proximidad al español, es en el que nos vamos a centrar. El segundo tipo es un curriculum mucho más detallado de hasta 15 páginas, describiendo en mayor profundidad cada tarea desempeñada, y con portada y foto a gran tamaño. Puesto que el primero está más extendido y es parecido al que se prepara en España creo que es más apropiado.

Los Curriculum Vitae estandarizados como el Europass se utilizan en el ámbito universitario (ej. para pedir una Erasmus) pero en general están mal vistos en el mundo empresarial, puesto que requieren poco esfuerzo en su preparación y quedan demasiado escuetos en las descripciones.

La estructura de Curriculum es relativamente flexible, pero suele incluir las siguientes partes: Datos personales, foto, experiencia laboral, estudios reglados, estudios no reglados (ej. cursos, seminarios…), capacidades técnicas, idiomas y datos adicionales (ej. carnet de conducir, certificaciones no relacionadas, hobbies…). Los datos personales deben aparecer claros y breves, sin necesidad de incluir estado civil ni número de DNI, pero sí la nacionalidad. Una dirección o un teléfono de contacto alemanes ayudan mucho en este apartado.

La foto es quizá el apartado más diferente entre España y Alemania. Si bien en España se acepta relativamente bien una foto de carnet, aquí en Alemania existe la Bewerbungsbild que es una foto tomada normalmente por un fotógrafo, con vestimenta formal, y unas características de postura y fondo bastante especiales. Como es difícil de describir, lo mejor es echar un vistazo a Google para hacerse una idea. No olvidéis que el Curriculum es la primera imagen que se transmite a una empresa, y que una mala foto puede llevar al traste a un buen candidato.

Para los recién titulados, que tienen poca o ninguna experiencia laboral, luego vendrían los estudios. Para los que tienen algo de experiencia laboral interesa marcarlo lo primero tras los datos personales. La ordenación suele ser en sentido anticronológico (Lo más nuevo lo primero). La experiencia laboral se suele estructurar con los siguientes datos: Fechas, compañía, puesto ocupado y una descripción breve (mediante guiones es válido) de las actividades desarrolladas así como las herramientas utilizadas.

En los estudios se debe incluir los títulos universitarios (con nota de expediente) así como el título de Bachiller (con la nota de selectividad). Las carreras en Alemania siempre tienen un Schwerpunkt o especialidad. Aunque oficialmente en España tu carrera no la tenga (ej. telecomunicaciones en la Universidad de Valladolid) es interesante añadirlo en función de las optativas que hayas cursado. Las notas en Alemania tienen más valor en Alemania que en España a la hora de buscar un trabajo y por ello se incluyen siempre en el Curriculum. El expediente medio de un ingeniero alemán suele ser mucho más alto que el español, con lo que jugamos con desventaja. Si has tardado más de los años oficiales en hacer la carrera es respuesta obligada en casi todas las entrevistas de trabajo explicar cómo funcionan las notas en España. En los cursos adicionales basta con poner: Fecha, nombre del curso o certificación obtenida y nota en caso de tenerla.

El último punto crítico son los idiomas. Para valorar el nivel de los idiomas, se acepta el sistema del marco europeo (A1-C2), pero también se ven con frecuencia valoraciones descriptivas: Grund Kenntinsse, Gute Kenntinsse, Sehr gute Kenntinsse, Fließend, Verhandlungssicher y Mutterspache. Es importante no sobrevalorar el nivel, puesto que puede llevar a decepciones a la hora de la primera entrevista. El primer contacto suele ser telefónico y es una dificultad añadida a la hora de hablar en un idioma extranjero.

Por último el Curriculum debe llevar lugar y fecha en la que está cerrado, y en Alemania es costumbre entregarlo firmado.

La Carta de Motivación (Anschreiben)

La carta de motivación es el primer lugar donde hay que convencer a quien nos evalúa de que realmente estamos interesados en un puesto o en una empresa. La clave es no repetir lo que ya está dicho en el Curriculum, sino potenciar la información que está en él así como la que no tiene cabida en ese formato. La estructura suele ser la siguiente:
  • Introducción: Presentación breve de uno mismo e información de referencias en caso de tenerlas. 
  • Descripción de uno mismo: La clave es mencionar lo que se ha hecho y hacer hincapié en lo que se ha obtenido de cada experiencia (Lessons Learnt). Además es fundamental mencionar las Soft Skills adquiridas, que son fundamentales pero no suelen tener un lugar claro en el Curriculum.
  • La empresa y el puesto: ¿Por qué quieres trabajar allí? ¿Por qué ese puesto o ese sector?
  • Tú y la empresa: ¿Cuales de tus capacidades crees que encajan en esa empresa? ¿Qué valor aportas?
  • Cierre y disponibilidad
En general la carta de motivación tiene dos terceras partes que se pueden reutilizar para todas las solicitudes, pero hay un tercio (el orientado a la empresa) que es clave adaptar bien a la solicitud concreta. El idioma de la carta debe ser preferiblemente alemán, pero dada la complejidad es mejor hacer una buena carta en inglés (mostrando interés por mejorar el alemán) que un desastre de carta en alemán. A este respecto siempre es bueno que un nativo del idioma le de una revisión a lo que escribimos, fundamentalmente para que no haya meteduras de pata.

Los Certificados y Títulos (Zeugnisse)

En Alemania la burocracia es el pan de cada día, y tienen auténtica fijación con los certificados. En este apartado es clave entregar al menos un título o muestra de participación en cada uno de los cursos que hayamos incluido en el Curriculum. El título de la carrera (El “Suplemento al Título Europeo” es perfecto para esto, y se consigue en 2-3 semanas en la Escuela) y a poder ser el certificado de selectividad también debe incluirse.

La segunda parte son los certificados laborales o cartas de recomendación. En Alemania con cada trabajo que has tenido tienes derecho a obtener un certificado con una valoración de tus funciones. Es el equivalente a una carta de recomendación, tan sólo que en España no es tan común y en absoluto un imperativo legal como sí lo es en Alemania. Por ello, llevar una carta de recomendación, por ejemplo de un tutor de unas prácticas, es muy interesante. Las cartas alemanas siempre suenan bien, pero son muy detallistas con el uso de los adjetivos. Por ejemplo si alguien a trabajado lo justo, dirán que ha "desempeñado sus funciones según lo esperado", pero si ha sido un muy buen empleado dirán "ha desempeñado sus funciones por encima de lo esperado y de forma sobresaliente". Es importante tener esto en cuenta a la hora de solicitar una carta de recomendación.

Conclusión

La situación en Alemania ha sido muy buena para los ingenieros en los últimos dos años y, aunque parece que empieza a enfriarse, sigue siendo un buen momento para buscar trabajo si se cumple el perfil adecuado. Con una buena solicitud en el lugar adecuado, los ingenieros españoles estamos de sobra preparados para dar un excelente rendimiento en el extranjero, y muestra de ello son los múltiples compañeros que ya lo hacen actualmente. Tan sólo hacer falta lanzarse, dar el paso, ser un poco más proactivos de lo habitual y sobre todo estar seguro de a dónde quieres llegar y la dirección de los pasos que has de dar para alcanzarlo.

Espero que este artículo sirva de guía a aquellos que se animen a intentarlo en Alemania, y que a través de los comentarios podamos intercambiar opiniones que lo enriquezcan un poco más.

Javier Verástegui

10 comentarios:

José Joaquín Guerra de la Corte dijo...

Muy buen artículo Javier, me ha ayudado bastante.

Carmen Ridaura dijo...

Muy buenos consejos para que nuestro CV cumpla las espectativas alemanas... añadiría también ¡ojo con la foto! estilo formal,nada de camisetas de deporte y bufandas... Soy colaboradora en un portal que facilita información de interés para encontrar trabajo en Alemania, os dejo el link por si os interesa... http://www.facebook.com/alemania.en.vivo

Carmen Ridaura dijo...

... acabo de leerlo con más detenimiento y sí que indicáis la importancia de la foto... ¡gracias de nuevo!

Javi V. dijo...

Gracias por tu comentario Carmen. Como dices el tema de la foto es una de las cosas más peculiares del CV alemán, y puede resultar hasta cómica para un español, pero especialmente los RRHH más chapados a la antigua le dan bastante importancia. Con un vistazo breve por Google se encuentran muchos ejemplos.

Anónimo dijo...

Javier, enhorabuena por el texto y gracias por los consejos. Yo ya me encuentro lejos de Espana buscando futuro, y tienes razon en un par de cosas:

-El aleman es practicamente imprescindible. Mucha gente se piensa que es muy facil encontrar trabajo en Alemania, pero si no hablas aleman con fluidez te cuesta mucho mas.

-Respecto al tema de las notas, es verdad que en casi toda Europa se tienen mucho en cuenta, al contrario que en Espana. Creo que partimos con desventaja en ese sentido, y de manera injusta, pues segun mi experiencia, la universidad en Espana es mas exigente (aunque sea a nivel teorico) que por Europa. Y no siempre se tiene la oportunidad de explicar al empleador que, por ejemplo, un 6 no es lo mismo en Espana o en Austria.

PD: perdon por las faltas de ortografia, sin tildes, pero es que los teclados por aqui son algo diferentes.

Javi V. dijo...

Gracias por tu comentario, me alegra que estés de acuerdo especialmente con esas dos temas. Lo de las notas en la mayoría de empresas puede suponer que te pidan una explicación en la entrevista de trabajo, pero en algunas (sobre todo grandes empresas con procesos poco individualizados) te puede suponer que te descarten del proceso de selección... :-S

Oscar Venegas dijo...

WOW!!!!!... Estudiante de Ingeniería en Telecomunicaciones, quiero algún día poder ir a estudiar o trabajar por allá en Alemania, tengo 18 años hablo Inglés pero aún no comienzo con el Alemán.
Me fascino tu articulo, muchas gracias.
Saludos desde México (Y).

Eric Kuehn dijo...

Con el perfil adecuado buscamos Ingenieros para Alemania:
www.tta-ingenieurvermittlung.de

Anónimo dijo...

Hola Javier,

Estoy estudiando 4º Grado de Telecos (me queda alguna) y me gustaría hacer el Proyecto en VW ¿Podrías indicarme si es posible? Inglés 10 y alemán 5 y progresando . Gracias

idiomas para empresas dijo...

Por eso es tan bueno seguir formándonos en idiomas, luego salen opciones y podemos aprovecharlas, un saludo

Publicar un comentario